La entrevista de Mini-Fu: Forlán, el gato bloguero

Hi! Para la entrevista de hoy tenemos a un gato; Forlán. Detrás de este nombre se esconde una mente arisca, perversa y criticona aunque en el fondo muy tierna. Como gato que se aprecie se aprovecha de su posición ya que sabe que ellos son los amos y señores del universo. Vive cómodamente entre cuatro paredes junto a su compañero Munchkin y sus humanos. Odia a la  "bruja" pero todos sabemos que no puede vivir sin ella. Su grito de batalla es "prrrrr" y hoy se ha dignado a concederme una entrevista con él. Bienvenidos a... ¡el gato con zapatillas negras! 😸

Forlán - Entrevistas de Mini-Fu



Estaba el Señor Don Gato
sentadito en su tejado,
marramiau, miau, miau,
sentadito en su tejado. 


Es bien sabido que ustedes, los gatos, estáis aquí para conquistar y someter a la raza humana. De momento os habéis hecho amos de Internet. ¿Cuando piensan dar el gran golpe? 

Antes que nada, perdón por el retraso en empezar a responder las preguntas pero estaba echándome la decimosexta siesta del día y ya se sabe que los gatos debemos reposar para no ser vulgares gatos ojerosos. 

Estaría loco si desvelase información tan importante. Por todos es sabido que un buen estratega debe reservarse sus tácticas para evitar que el enemigo se adelante a sus movimientos. Burdo intento, cojín. 

¿Se sentará en un trono tipo el de Juego de Tronos, en un radiador, en su arenero o como el gatito de la canción en el tejado? 

Me sentaré donde me dé la gana en ese instante, pudiendo cambiar de sitio también cuando me apetezca. Los gatos somos seres sujetos a las pasiones y a lo que nos dicte la comodidad y/o la posibilidad de fastidiar al prójimo en cada momento.

¿A padecido usted alguna vez almorranas o lombrices? 

Yo soy un gato fino que nunca ha tenido esas porquerías. El difunto Luhay, recogido de la calle una noche lluviosa sí tuvo lombrices. Lamento revelar este dato tal vez faltando al honor de un difunto pero así fue. Yo no estaba ahí para verlo pero la bruja lo relata poniendo cara de asco. Sólo por eso me hubiese gustado tenerlas, en el fondo.

¿Por qué os gusta siempre sentaros en medio de las cosas que vuestros humanos están haciendo?

Puede haber dos motivos: O bien tenemos hambre y queremos que nuestros esclavos nos den de comer o bien sencillamente porque somos conscientes de que molestamos.

¿Eres un gato lapa? A eso me refiero a que hay gatos que se tumban encima de sus humanos y por mucho que éstos intentan despegar al gato es imposible... 

Depende de la época del año. En invierno me tumbo encima de la bruja cuando se echa la siesta en el sofá o en la almohada pegada a su cabeza si se acuesta en la cama. No por cariño sino porque da calorcito y no hay nada como estar calentito y a gusto.  En verano me tumbo en el suelo y paso de todo y de todos. Así que, más que lapa, soy interesado.

¿Cree usted que hay que olvidar el pasado para seguir adelante o que hay que recordar el pasado para no caer en los mismos errores?

Sin duda recordar el pasado es fundamental. Si una trastada fue efectiva en su momento, hay que trabajar en mejorarla para que siga siendo efectiva y, si no fue efectiva, hay que conseguir que lo sea. Eso sólo se aprende con mucho tiempo dedicado al estudio y aprendizaje de las reacciones humanas. Si olvidamos el pasado, haríamos la misma trastada una y otra vez hasta que los humanos le pusiesen coto o hasta que se cansaran de ella. Para tener un futuro brillante hay que alumbrarlo con la luz del pasado.

Ahora bien, ¿por qué a veces me tratas de tú y otras de usted? ¿Eres un cojín ciclotímico?

Pues, es muy sencillo. Por la misma razón que unas veces me trato a mi mismo de él y otra de ella, soy un cojín confundido, y no sé si usted es un señor importante o un simple gato pulgoso. Lo que sí veo es que eres un grosero malacostumbrado al contrario que yo que soy un cojín gentil 😁 ¡Además el que hace las preguntas soy yo!


Ha recibido una carta
por si quiere ser casado,
marramiau, miau, miau, miau,
por si quiere ser casado. 


¿Hay alguna gata en su vida o se conforma con el amor de Munchkin? 

Hubo una gata bloguera francesa llamada Trax que me profesó públicamente su amor y después me abandonó. Desde entonces no he querido saber nada más de romances. Uno tiene su orgullo y su corazoncito.


Con una gatita blanca
sobrina de un gato pardo,
marramiau, miau, miau, miau,
sobrina de un gato pardo. 


¿Crees en el amor a primera vista?

Definitivamente. Hubo un día en que descubrí los espejos y, madre mía, qué ejemplar tan estupendo, qué gracia, qué porte, qué pelaje negro tan sensual….


El gato por ir a verla
se ha caído del tejado,
marramiau, miau, miau, miau,
se ha caído del tejado.

Se ha roto seis costillas
el espinazo y el rabo,
marramiau, miau, miau, miau,
el espinazo y el rabo.


Mmmmmm... seguro que tu ídolo es San Narciso pero cuéntanos gato soberbio, ¿ha tenido usted que visitar el veterinario por alguna lesión física grave? 

Grave no, pero debo confesar que tuve ciertos problemas de encías que debieron tratarme con antibióticos. Los antibióticos me sentaron como una patada y eso provocó que tuvieran que darme más medicación para contrarrestar sus efectos. No lo pasé bien con tanta medicación pero sí disfruté el hecho de tener a los humanos aún más esclavizados que de costumbre.

¿Se pueden equiparar los dolores del alma con los dolores físicos?

Yo no tengo dolores en el alma. Tengo una casa calentita, buen pienso y un cajón de arena bastante limpio, así que diría que mis necesidades básicas están cubiertas. Por si fuera poco, la blogosfera me adora, por lo que sólo puedo experimentar algún dolor físico, como una vez que la bruja me pilló una pata con la puerta porque es así de torpe. La cosa no pasó a mayores pero me hice el ofendido un rato largo (hasta que me dio hambre). En conclusión, diría que en mi caso los dolores físicos son los peores, más que nada porque los anímicos no existen.

¿Es usted el espinazo del diablo?

¿Tengo pinta de espinazo? Tengo un cuerpo entero y perfecto. Soy la mayor creación de la madre naturaleza. Tal vez el diablo sea mi espinazo pero habría que preguntárselo a él. Tengo su número, si quieres. Lo guardo en la agenda como “El Mefis”


Ya lo llevan a enterrar
por la calle del pescado,
marramiau, miau, miau, miau,
por la calle del pescado. 


¿Le gusta observar la calle a través de las ventanas? 

Miro la calle si hay algo interesante que ver, como un pájaro, por ejemplo. La vieja del visillo oficial de esta casa es Munchkin.

¿Tiene el síndrome del gato volador? La Mixa lo tiene y en casa no podemos tener las ventanas abiertas por prescripción veterinaria

Desconozco si padezco tal síndrome porque la bruja y el consorte siempre han sido muy histéricos con eso de las ventanas, así que no he tenido posibilidad de comprobarlo.

¿La muerte es un adorno de la vida? 

De la vida de algunos supongo que sí aunque, en mi caso, sería una tragedia sin parangón.

Y sí, pásame el teléfono satánico que me gustaría tener una tarde de té con "El Mefis", para una posible entrevista. Nunca se sabe

Al Mefis no se lo molesta por nimiedades. O la dominación mundial o nada.

Para la dominación mundial prefiero a Cthulhu, ¿por qué conformarse con un mal menor?


Al olor de las sardinas
el gato ha resucitado,
marramiau, miau, miau, miau,
el gato ha resucitado.
Por eso dice la gente
siete vidas tiene un gato,
marramiau, miau, miau, miau,
siete vidas tiene un gato.


¿El olor de qué comida procedente de la cocina de sus "esclavos" hace que este gato termine la siesta antes de tiempo? 

Especialmente la merluza, pero en realidad tengo también una extraña fijación por las verduras. Los canónigos son uno de mis manjares preferidos. Tengo mi punto veggie porque soy gato new-age.

¿Has usado alguna vida o todavía tenemos la suerte de aguantarte con las siete vidas intactas?

Creo que perdí una de ellas una vez que salté desde la estantería hacia la terraza sin percatarme de que la cerraba una puerta con cristal. Como no entendía qué clase de campo de fuerza impedía mi paso, volví a subirme a la estantería y salté nuevamente, volviendo a estamparme la cabeza. Pero no me quedé tonto.

Por último, ¿no sería tiempo de cambiar la foto? Ya hace cuatro años y seguro que usted tiene más lados buenos y más canas. 

Soy un madurito de lo más interesante. Eso se puede constatar cuando alguna vez pongo una foto para ilustrar un momento en un post. Pero del tema del cambio de foto de perfil se ocupa la bruja y es, básicamente, una vaga, así que no sé si alguna vez le dará por cambiar la foto de mis años de juventud.


¿Quiere decir algo a sus fans? 

Les diría que sin ellos no soy nada pero es mentira porque de todas formas yo seguiría siendo un crack, así que les diré que ellos sin mí no serían nada, que se ajusta más a la realidad. Venga, y les mando un ronroneo.  A ellos y a ti por aumentar mi fama: Prrrrrrrrrrrrr.


Gracias por todo y pase por la sombra, que ya sabe lo que dicen mua ja ja ja 




¡Qué divertido esto de entrevistar a gatos! ¿Qué será lo próximo? 

Quizás también te interese...

33 comentarios:

  1. Genial la entrevista, y maravillosas las respustas de Álter. Siempre me parto con ella xD

    'Solo por su cara de asco habría deseado tener lombrices...' sublime jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, el mérito de Forlán. Es un gato un tanto peculiar...

      Eliminar
    2. ¿Las respuestas de Álter? ¿Me tiré no sé cuántas horas respondiendo preguntitas para que el mérito se lo lleve esa bruja fea y sosa? Lo que me iba faltando, ya.

      Venía dispuesto a ronronear porque me encanta ser el prota pero se me han quitado las ganas.

      Eliminar
    3. Tranquilo Forlán, ya sabemos como la gastan estos zorros, unos envidiosillos todos mua ja ja ja

      Eliminar
    4. Jajaja si es que los zorros no hacemos más que maldades :D

      Eliminar
  2. Pues sí que es resabiado este gatito O_o, eso de estamparse dos veces con la puerta de la terraza no tiene nombre jajajaja.

    Un abrazo gatuno (de esos sin interés) para ti y el gatito entrevistado ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Para mí sin interés? Pero que te he hecho yo muyer?

      Eliminar
  3. Tiene razón que si él no seríamos nada, porque sin ídolo no hay fanáticos jajaja


    Buena entrevista, Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez vi un documental que decía que del loco al líder solo hay la diferencia de unos pocos seguidores... ¿Me pregunto cuantos locos habremos hecho líderes hasta ahora? Viendo como esta el mundo creo que demasiados :)

      Besitos mua mua mua mua

      Eliminar
  4. Eso es un gato con personalidad. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esto es un comentario con contenido mua ja ja ja

      Eliminar
  5. Vaya carácter tiene el gatito jaja, madre del señor. Menos mal que tú eres un cojín con recursos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que la entrevista no era en persona sino me hubiera quedado todo deshilachado. Aunque hay que decir que se portó muy bien vía on-line :)

      Eliminar
  6. Vaya, venia con bajas expectativa por aquel gato negro; pero veo que me he equivocado]; se nota que es muy inteligente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gato muy leído, yo aun diría más, un gato de biblioteca mua ja ja ja

      Eliminar
  7. Te agradezco que me hayas traído hasta este blog tan chulo, Forlán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también se lo agradezco y a ti por llamar chulo mi blog.

      Besitos

      Eliminar
  8. ¡¡¡Hola!!! Me ha encantado la entrevista, vivo con unos cuantos gatos y cada respuesta me recordaba a alguno. Ayyyy las lombrices, yo me muero, los tengo atiborrados a antiparásitos por si acaso, jejeje. Y lo de la puerta de cristal a mí me pasa a veces, torpe que es una.
    ¡¡¡Feliz lunes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los que vivimos con estos seres supremos somos afortunados. Lo de la puerta de cristal también le pasa a mi má... pero ella las rompe y no es un gato.
      ¡¡¡Feliz martes!!!

      Eliminar
  9. No podía ser de otra forma. el bicho enamorado de sí mismo jaja.

    Aplauso por la entrevista.

    Saludos a Forlán .yo le digo gato- y un saludo para Mini Fu que es la primera vez que lo leo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te haya gustado tu primera vez. Gracias por los aplausos.

      Besitos

      Eliminar
  10. Excelente.. gran entrevista, me ha hecho reir..
    Un verdadero geniecito del mal.. jaja
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos nos lo hemos pasado muy bien con esta entrevista... Puede que más adelante le pida a la "bruja" que me deje con Munchkin. Seguro que tiene algo que decir.

      Eliminar
  11. Una entrevista genial, aunque con un entrevistado de tan alta categoría, era sencillo... juas! juas! Y no es por quitarte mérito cojín, pero menuda vanidad tan simpática tiene Forlán!

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es simpático. Creo que si hubiera una próxima vez le diría "Anda, puedes decir lo que quieras" y que nos suelte un monólogo :)

      Eliminar
  12. Forlan como lo sospechaba antes de leer la entrevista , por cierto tendenciosa y manipuladora , has sabido sortear esas preguntas mefistofelicas hechas con animo de pillarte en algun desliz , bravo muchacho te doy un 20 sobre 20 , por algo ers mi modelo a seguir .Tu fan numero uno .dos .tres etc. etc Merlina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ningún lado se deja pillar este gatuno...

      Eliminar
  13. jaja que buena entrevista y el toque de los versitos...
    ese forlán es todo un hit y mas que lapa o interesado es sincero


    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O eres un gato... O le haces la pelota al gato mua ja ja ja

      Me alegro que hayas disfrutado con la entrevista :)

      Eliminar
  14. Jajaja creo que si Chutulu despertara y se encontrara con Forlan volvería su agujero submarino con los tentáculos entre las piernas. ¡Vaya tela con este gato! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si antes no se encuentra con Cartman :)

      Eliminar

Entradas populares

suscribirse

* Campo requerido, si no como te voy a enviar el e-mail...¡Cerdicornio!